006.jpg004.jpg003.jpg001.jpg002.jpg009.jpg010.jpg005.jpg008.jpg007.jpg

El libro del gofio. Gofio amasado

El libro del gofio      Gofio-7

Recetas del gofio amasado. Con agua, con aceite crudo, con queso tierno, con plátanos, con papas o batatas, con leche, con miel de palma, de abeja o de caña. Todas muy ricas.

 GOFIO AMASADO CON AGUA

 La mejor forma es utilizar la zurrona, que es una bolsa fabricada con la piel de un baifo o cabrito, la cual se ha extraído lo más entera posible, raspándola después.

Bien, entonces agarramos la zurrona y metemos el gofio dentro y, a continuación, vamos añadiendo agua y restregándola sobre el muslo para ir amasando. Al final, resultará una masa muy olorosa, caliente y de consistencia similar a la usada para hacer pan.

Se acostumbra a hacer una “pela”, retorciendo la zurrona.

Otra forma de hacer gofio amasado es utilizando una hondilla o plato hondo: se vierte dentro la cantidad de gofio que se estime conveniente y se le añade agua poco a poco, mientras que, con una cuchara, con las manos o con los puños, se amasa hasta que adquiera la consistencia mencionada.

Se come con queso blanco, sancocho de pescado, uvas, etc. tomándolo con los dedos igual que si fuese pan.

GOFIO AMASADO CON ACEITE CRUDO

Se comió mucho cuando apretaba “la Jambre” (con J mayúscula), que fue no hace muchos años y esperamos que no vuelva pronto, aunque eso no se sabe. Por eso lo llaman también “gofio de la postguerra”. 

Se amasa igual que con agua, pero con aceite. Solo o con azúcar. Tiene buen sabor, pero aconsejo que se haga con aceite de oliva y no se coma demasiado de una vez, porque la barriga podría resentirse por el abuso.

También es costumbre, en algunos sitios, amasar el gofio con agua y aceite.

GOFIO AMASADO CON QUESO TIERNO

Se mete en la zurrona el gofio y un trozo de queso blanco, tan grande como se desee. La única condición es que el queso esté muy tierno, chorreando el suero todavía.

Se añade agua, poco a poco. Porque si se pone toda junta y queda muy ralo y después se acaba el gofio, entonces ¿qué?. Así que despacio el agua y restregando la zurrona en el muslo, en la rodilla casi.

Cuando está amasado, se retuerce la zurrona y se saca la “pella”. Muy buen para comer con cabrito, conejo, carne de cochino, de cabra y de carnero. También con todo lo que a usted se le vaya ocurriendo.

GOFIO AMASADO CON PLÁTANOS

¿Vio cómo se hace el gofio amasado con queso tierno? Pues olvídese del queso, busque unos cuantos plátanos maduros y haga lo mismo. Unos granitos de sal le dan buen sabor.

GOFIO AMASADO CON PAPAS O BATATAS

Primero debe guisar las papas o las batatas, o ambas juntas. Cuando estén guisadas, las pela y las escacha.

Enseguida proceda igual que con el queso o los plátanos, añadiendo “un pisco” de sal. No está nada mal para acompañar mojos y salsas.

GOFIO AMASADO CON LECHE

Se hace en la zurrona y el procedimiento es igual al seguido con el queso tierno. Sólo que esta vez debe utilizarse leche fresca.

Las cantidades de leche y agua son variables, dependiendo del gusto de cada cual. También suele ponérsele un poco de sal.

GOFIO AMASADO CON MIEL DE PALMA

Naturalmente miel de palma de La Gomera, que es donde se produce. 

Póngase gofio dentro de una hondilla. Póngase, además: cáscaras de limón rallada, almendras o Manises picados muy finos, pasas, trozos de queso blanco y, si se desea, un chorrito de leche. Póngase también miel de palma.

Amasamos. Cuando esté tan consistente como la masa para hacer pan, le damos la forma de una “pella”, un roque o un cilindro, que todo es lo mismo (más o menos). 

Después, cortamos rodajas con un cuchillo o nos lo comemos a pellizcones. Todo ello, entre murmullos de admiración.

GOFIO AMASADO CON MIEL DE ABEJA

La receta es como con la miel de palma, pero con miel de abeja, claro. Mucha gente suele ponerle una buena porción de agua, para quitarle tanto dulzor y que no sea “relajiento”.

GOFIO CON MIEL DE CAÑA

En La Palma, este tipo de miel que se extrae de la caña de azúcar, goza de gran popularidad.

La mezcla con el gofio se hace de manera similar a las anteriores recetas. Acostumbran añadirle almendras, etc. Es un exquisito bocado.

Texto íntegro recogido en “El libro del gofio” (ISBN 84-398-6303-3), artículo “Recetas con gofio”, del que se editaron, en el año 1986, mil ejemplares numerados y autenticados con la firma del autor, Manuel Mora Morales Morales (www.manuelmoramorales.com) que autoriza su publicación, exclusivamente, para esta web. 

 

Manuel Negrin (2016)