004.jpg005.jpg002.jpg010.jpg001.jpg009.jpg007.jpg008.jpg006.jpg003.jpg

Frases de "La vida de Pi"

La vida de Pi   Esta es una recopilación de veinte frases de "La vida de Pi", novela escrita por el canadiense Yann Martel, repleta de frases que nos llevan a reflexionar sobre el mundo, la vida y el ser humano. Pi, el protagonista, es un náufrago que narra su travesía, en compañía de un tigre de bengala, en una balsa por el Océano Pacífico. Llevada al cine, ganó once Oscar, entre ellos a la mejor película, mejor director y mejor fotografía.

 1. Ahora convertiré el milagro en rutina. Lo increíble será mi pan de cada día.

2. Cada vez que me encontraba en la más desesperada de las situaciones desesperadas, ante un porvenir funesto, algo, un pequeño detalle, se transformaba y lo veía en mi mente con otros ojos.

3. El principio fundamental de la existencia es lo que llamamos amor.

4. Es cierto que en la vida conocemos a personas que pueden cambiarnos, a veces de forma tan profunda que nunca volvemos a ser los mismos.

5. Estoy ciego y no tenemos comida ni agua, pero nos tenemos el uno al otro. Eso ya es algo. Algo precioso.

6. La melancolía no es más que la sombra de una nube pasajera.

7. La memoria es un océano y él se mece en sus olas.

8. La vida es tan bella que la muerte se ha enamorado de ella, un amor celoso y posesivo que agarra todo cuanto puede.

9. La vida se defenderá por muy pequeña que sea.

10. Las cosas no salieron como debieron, pero ¿qué se le va a hacer? Hay que aceptar la vida como venga y sacarle el mejor partido posible.

11. Los caminos hacia la liberación son múltiples, pero la orilla siempre es la misma.

12. No es justo que la ternura tenga que darse la mano con el horror.

13. No existe grandeza sin bondad.

14. No tengo nada que decir acerca de mi vida laboral, sólo que una corbata no es más que una soga, y por muy invertida que esté, acabará por colgar a un hombre si se descuida.

15. Quisiera decir algunas palabras acerca del miedo. Es el único y auténtico adversario de la vida. Sólo el miedo puede vencer a la vida.

16. ¿Sabes cuál es el animal más peligroso del zoológico?. Había una flecha que señalaba una pequeña cortina. Tantas eran las manos curiosas e impacientes que tiraban de ella que cada dos por tres teníamos que cambiarla. Detrás de la cortina había un espejo.

17. Si hubiera podido pedir un deseo, aparte de que me rescataran, hubiera pedido un libro. Un libro largo que contara una historia interminable.

18. Tal vez pienses que en ese momento perdí todas las esperanzas. Pues sí. Y a raíz de ello, me animé y me sentí mucho mejor.

19. Todo ya está aquí y está claro si sabemos mirar con la atención debida.

20. Yo me burlo de la calavera. La miro y le digo: «Te has equivocado de hombre. Tú quizás no creas en la vida, pero yo no creo en la muerte».

 

Manuel Negrin (2016)