005.jpg003.jpg004.jpg007.jpg001.jpg006.jpg010.jpg008.jpg009.jpg002.jpg

18 de abril

Año 1669. Nace, en Las Palmas, Pedro Agustín del Castillo. Fue alférez mayor de Canaria el 11 de noviembre de 1698. Regidor perpetuo y decano de su ayuntamiento el 30 de octubre de 1700. Alcaide del Castillo de La Luz en 1697. Corregidor y capitán a guerra de la isla el 18 de febrero de 1701. Director y constructor, a su costa, en 1703 de la batería de San Felipe en el cerro que domina los arenales de Santa Catalina. Fue, además, geógrafo, anticuario, literato e historiador. Falleció el 3 de mayo de 1741.

 

Pedro Agustín del Castillo

Año 1776. Nace, en Santa Cruz de Tenerife, Francisco Aguilar y LealSe educó en Londres. Tras convertirse en comerciante se trasladó a Arrecife (Lanzarote). A los 34 años pasó a Montevideo y residió en Maldonado donde fue alcalde, impulsando muchas obras públicas, siendo además senador (1840), ministro de Hacienda (1835-40) y uno de los líderes de la independencia uruguaya.

Fue en tierras lanzaroteñas donde en 1808 alquiló una expedición de 200 personas con destino a Montevideo, iniciando así la segunda emigración canaria a esa ciudad (la primera tuvo lugar en la primera mitad del siglo XVIII). Por sus especiales conocimientos agrícolas, adelantó rápidamente su hacienda (tabaco, papas, cereales, hortalizas, vid y crianza de gusanos de seda). Sus barcos realizaron tráfico de importaciones y exportaciones. Ganó la concesión de la explotación de lobos marinos y ballenas cuya piel, en el primer caso, y aceite eran fuertemente demandados en el extranjero. Falleció en Montevideo el 22 de Julio de 1840.

Año 1797. Durante esa noche y las de los dos días siguientes, hubo luminarias en la ciudad de La Laguna por el nombramiento del obispo don Manuel Verdugo, e invenciones muy curiosas en algunas casas, decoraciones con mucho gusto, repique general de campanas en la catedral y en conventos. El ayuntamiento, Audiencia e Inquisición no tomaron parte en los festejos. Verdugo era natural de La Laguna donde nació el 22 de agosto de 1749, hijo del regidor Joaquín José Verdugo y de doña Manuela de Albiturría.

Año 1809. Santiago Key y Muñoz y Antonio Porlier son comisionados de la Junta de La Laguna para representar a la Suprema ante la Gubernativa del Reino. 

Año  1896.  Ante  la  convocatoria  de  elecciones  generales  para  ese  año,  la  Asociación  Patriótica  presenta  como  candidato  a  Juan  Quesada  Díaz,  para  enfrentarlo  por  el  Norte  a  León  y  Castillo. En su manifiesto electoral los patrióticos decían: "La emancipación de este suelo querido vale mucho para ser el feudo de un hombre (León y Castillo). Gran Canaria necesita el concurso de sus hijos esclarecidos, sin que pueda ligar su suerte a la vida de un solo hombre, ni convertir esta tierra en un inmenso cortijo que viva y respire bajo el látigo de un mayoral". Estos duros ataques a la política de León y Castillo no dieron resultado, pues el pueblo respaldó con sus votos al teldense. 

Por su parte, el candidato Juan Quesada, nacido en Las Palmas en 1857, era aficionado al periodismo lo que le llevó a fundar el diario "La Correspondencia de Canarias", órgano de expresión del partido conservador. Quesada formó parte de la comisión que conseguiría la llamada Ley Administrativo para Canarias, cuyo logro más importante fue la creación de los Cabildos Insulares, firmada por José Canalejas en 1911.

Año 1897. Se inaugura en Santa Cruz de La Palma un monumento a Manuel Díaz, sacerdote y artista, enemigo del despotismo y propulsor del más acendrado idealismo liberal y altruista, especialmente en lo tocante a la educación y la beneficencia pública. (Así dice de él, don Juan Regulo Pérez).

Manuel Díaz fue, junto con David O´Daly, representante de la isla de La Palma en la Junta Suprema de Canarias constituida en La Laguna en 1808. El citado monumento era una estatua en bronce, obra del escultor catalán José Monserrat, y se fundió en los talleres de Francisco Masriera en Barcelona. Este bronce fue el primero que se levantó en el archipiélago a un hijo de Canarias, y la primera estatua civil erigida en las islas. 

Manuel Negrin (2016)