001.jpg004.jpg007.jpg009.jpg010.jpg006.jpg008.jpg002.jpg005.jpg003.jpg

31 de marzo

Tranvia desde el muelle de Santa Cruz

Año 1905. Real Decreto que establece un plan de ferrocarriles secundarios, en el que figura el de Tenerife, con recorrido desde Santa Cruz a La Orotava.

Historia posterior:

En 1912 se piensa en la realización de un tren estratégico alrededor de la isla.

En 1915, el Cabildo Insular aprueba una moción que propone la construcción de un ferrocarril hasta Buenavista, por el Norte y hasta Guimar por el Sur. 

En 1921 el Cabildo manifiesta su intención de adquirir el tranvía, y en marzo de 1927 se firma la compra del mismo.

En 1931, por Real Decreto del Ministerio de Fomento, se aprueba el proyecto del ferrocarril de Santa Cruz de Tenerife a Garachico, estudiado y proyectado por Juan Rumeu y Blas Cabrera Tophan.

En 1936 se informa que la explotación del tranvía produce pérdidas, hasta el punto de que su propietario, el Cabildo Insular, opina que no puede sostenerlo por más tiempo. 

Año 1906. A las once de la mañana, desembarca por la marquesina del muelle de Santa Catalina (Las Palmas de Gran Canaria) el rey Alfonso XIII acompañado por su hermana la infanta María Teresa, su esposo, Fernando de Baviera, y los ministros de Gobernación (Conde de Romanones), de la Guerra (general Luque) y de Marina (Víctor Concas).

El Rey había visitado Tenerife y se dirigía a La Palma cuando un fuerte temporal impidió el desembarco. Esta circunstancia alteró el programa, dirigiéndose a Gran Canaria un día antes de lo previsto.

El buque real fondeó en la bahía de La Luz el día 30, a las dos de la tarde. Los ministros desembarcaron para entrevistarse con las autoridades canarias. El alcalde de Las Palmas propuso que el desembarco oficial fuera al día siguiente. 

Manuel Negrin (2016)