008.jpg007.jpg003.jpg004.jpg010.jpg002.jpg005.jpg006.jpg009.jpg001.jpg

Un árbol frutal

"Me gustaría ser un árbol frutal llamado felicidad"

 

El envidioso

Envidiaba el coche de Antonio, la casa de Gloria, el jardín de Fernando, el sueldo de Natacha… Se sentía como obligado a, por lo menos, igualar todo eso para sí. Y poco a poco lo fue logrando, aunque para ello Antonio, Gloria, Fernando, Natacha … fueran desapareciendo de su vida. Y encontró a Garoé. A ella la superaba en todo… lo material, pero tenía muchísimos más amigos que él. Era un ¿envidioso reto? Claro. Y también lo conquistó. Eso sí, con un sorprendente añadido: desapareció el gran coche, la enorme casa, el precioso jardín y el lujoso sueldo. La envidia también puede ser sana. 

De inteligente a necio

"El inteligente que es tozudo, pasa a la categoría de necio"

Petra (Jordania)

Petra es como el juego de ordenador que siempre querías tener, o la chica con la que deseas salir aunque sea sólo una vez. Bien porque lo hayas leído, bien porque el guía te pone en antecedentes históricos, con la simple llegada a la entrada principal empiezan a aflorar esos nervios raros. Empieza el juego, es la primera cita.     

Es el momento de olvidarte de los acosadores-vendedores: de eliminar con un solo golpe los elementos perturbadores del juego, de olvidarte del camarero y centrarte en la chica.

 Pasada la entrada del túnel, que pocos visitan, por las Calles  Columnadas están las denominadas Tumbas de los fantasmas: estamos en el primer nivel, la chica sonríe y nos mira directamente a los ojos.

Leer más: Petra (Jordania)

La paciencia

"La paciencia es infinita, pero puede tener límites laterales"

 

La duda o el dilema

Semblanzas con resolución: la duda o el dilema

¿Esto o aquello? Le pasaba constantemente, eternas dudas. ¿O eran dilemas? Volvía a recaer diariamente, ¿o eso es redundante? ¿o las dos? Era independiente de la atmósfera, ¿o atmosfera?, en la que se encontrara. ¿La camisa es a rayas o de rayas? Desde luego no era tonta, ni boba, ni inculta, pero estaba preparando un artículo y desconocía si hay otros boniatos además de la batata. 

Etc, etc, etc, pero ¿se puede repetir? Otro periodista con una “lavadora de textos” muy próspera le propuso como ayudante y eso alumbró su bombilla. ¿Bombilla o bombillo? Punto final. Sin y. Eso seguro.

 

El correveidile

Semblanzas con resolución: el correveidile

En ciertos momentos de la vida uno necesita un correveidile como transmisor de cosas que no son fáciles de decir directamente. Ella era excelente en ese menester, casi perfecta. Ideal porque llevaba la referencia exacta, sin más comas ni menos palabras y, lo más importante, sin implicar a nadie, a la persona adecuada en el momento preciso. Una vez, ella tuvo que ser la destinataria del mensaje por lo que buscamos otro correveidile, un hombre. Se conocieron en ese momento, se gustaron y formaron pareja. Tuvieron gemelos que hoy, con cinco años, recitan de memoria complejos trabalenguas. A lo mejor… 

Hacienda cordobesa

Patio hacienda cordobesa

 

Patio de una hacienda cordobesa, Andalucía, España (año 2003)

Teror

Campanario de la iglesia de Teror

 

Campanario de la iglesia de Teror, Gran Canaria, Islas Canarias, España (año 2003)

Manuel Negrin (2016)